Alergia al polen

Alergia al polen

¿Qué es?

Una alergia es una reacción inmunitaria ante una sustancia inócua que se expresa mediante unos sintomas característicos al exponernos a ella, como puede ser, una comida, ácaros del polvo e incluso el propio polen de las plantas siendo este último caso es uno de lo más habituales entre la población.

La reacción se produce desde el momento es que nuestro cuerpo entra en contacto con el polen, activando las defensas y produciéndose con ello, los tan conocidos síntomas de la alergia al polen.

Gráficos de periodos de liberación de polen
Imágen extraida del diario digital 20minutos

Síntomas comunes

Los síntomas de la alergia al polen no son graves, pero si resultan molestos en nuestro día a día. Alguno de los síntomas típicos son:

  • Inflamación de la capa conjuntiva del ojo (Conjuntivitis)
  • Picor en los ojos
  • Asma
  • Congestión y picor nasal
  • Estornudos
  • Tos
  • Problemas respiratorios
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga

Tratamiento

Para evitar que los síntomas se alarguen en el tiempo, es posible combatir la alergia al polen con medicamentos antihistamínicos, siempre es aconsejable que el consumo de estos se haga bajo la recomendación de un profesional. El especialista nos aconsejará el medicamento que mejor se adapte a nosotros en función de nuestros síntomas.

Por último, es muy recomendable que aquellas personas que sufren de alergia al polen, consulten la concentración de polen existente en su lugar de residencia, así evitaremos exponernos a altas concentraciones que puedan hacer que nuestros síntomas empeoren.

Nuestros consejos para los periodos de alergia al polen

Lo más importante es minimizar el tiempo que se está en contacto con el alérgeno para disminuir los síntomas de la alergia, desde stop alergia recomendamos estos trucos:

  • Usar humidificadores y purificadores, y asegurarse de limpiar los filtros de aires acondicionados anualmente.
  • Adaptar nuestro horario para evitar las tardes (de 19 a 22) y las mañanas (de 5 a 10) al aire libre, ya que la cantidad de polen en el aire es mayor en estas horas.
  • Mantenerse informado de la cantidad de pólen cada día, y mantenerse en espacios cerrados cuando el pronóstico sea alto.
  • Si es necesario salir a la calle en horas de gran concentración de pólen, usar gafas de sol y mascarilla.
  • Limpiar periodicamente el filtro de pólen de nuestros vehículos, y ciajar con las ventanas cerradas.
  • Mantener las ventanas cerradas a primera hora de la mañana y al atardecer (el período de mayor polinización).
  • Mantener un nivel de higiene alto (tanto corporal, con de ropa), para eliminar el polen depositado sobre el cuerpo y las prendas.
  • Viajar a vacaciones en épocas del año donde no haya gran concentración de polen.
  • Evitar llevar a cabo actividades que puedan remover partículas de polen, como por ejemplo cortar el césped o barrer la terraza.
  • No dormir cerca de árboles o plantas.